El organismo multilateral confía en la pronta ratificación del Senado mexicano y ofrece su asistencia técnica para su plena implementación.

29 sep. 2018.-El Sistema de las Naciones Unidas en México celebra la firma por parte de México del histórico Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, conocido como “Acuerdo de Escazú”, el día de ayer en Nueva York.

En el marco de la 73 Asamblea General de la ONU, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray firmó el Acuerdo en representación de México; acompañaron al canciller Juan José Gómez Camacho, representante permanente de México ante la ONU y Miguel Ruiz Cabañas, subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la cancillería. México se convirtió así en uno de los primeros 14 países en la región en signar.

El Acuerdo es el primer tratado ambiental de América Latina y el Caribe y el único en su tipo en el mundo que ha emergido hasta ahora de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20); queda a disposición de todos los Estados que deseen firmarlo, para luego poder ratificarlo. La ratificación, aceptación o aprobación del acuerdo podrá realizarse a continuación de la firma y para su entrada en vigor requerirá de 11 Estados Parte.

Es también el primer tratado internacional del mundo que reconoce a las personas defensoras de derechos humanos y genera obligaciones específicas para los países firmantes para proteger a quienes enfrentan riesgos por luchar por la preservación del medio ambiente. El reconocimiento de la labor de las personas defensoras y su protección resulta especialmente importante en una región marcada por las agresiones en contra de las personas defensoras ambientales.

Durante la ceremonia realizada en la sede de la ONU en Nueva York, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, la mexicana Alicia Bárcena señaló: “Hoy es un día histórico para la igualdad ambiental en la región. Tras seis años de intensa preparación, el Acuerdo de Escazú fue adoptado el 4 de marzo pasado en Costa Rica, con la significativa participación del público. Hoy ustedes están dando un paso decisivo para lograr una mayor democracia ambiental y para hacer de este acuerdo una realidad”.

Las Naciones Unidas en México reconocen el papel jugado por el gobierno mexicano en el proceso negociador de este acuerdo, y también la voluntad, expresada mediante su pronta firma, de garantizar el acceso efectivo a la información, la participación pública y la justicia ambiental, confían en que el tratado sea ratificado a la brevedad por el Senado Mexicano y se garantice su plena implementación, para lo que ofrecen su asistencia técnica al estado mexicano.