01 oct. 2018.- Ana de Luis Otero.-Penespañol.-El cáncer no ha ganado la batalla. La inmunoterapia del cáncer, esa que ha revolucionado los tratamientos y el pronóstico de los múltiples tumores en los últimos años, ha sido un trabajo reconocido que recae en James Allison del hospital M.D. Anderson y el japonés Tasuku Honjo, de la Universidad de Kioto.

Por ello, la academia sueca reconoce con el nobel de medicina, el trabajo de ambos inmunólogos que han descubierto cómo gracias a la redirección de las células inmunitarias, es posible alterar ciertas metástasis y algunos cánceres para los que no existía tratamiento alguno. Estas investigaciones aún en proceso, se enfrentan al reto de averiguar cómo es posible que algunos tratamientos sean eficaces en algunas personas y otros no sirvan para nada.

La idea de ambos científicos se basa en que el sistema inmunitario reconoce en cierta medida cómo son las células tumorales sin embargo muchos cánceres se acompañan de mecanismos de inhibición que frenan el ataque del sistema inmunitario.

Allison reconoce que su trabajo no se basa solo en combatir los tumores sino en entender cómo responden los glóbulos blancos ante el ataque del cáncer. El primer medicamento contra el melanoma metastásico fue gracias a él, y fue aprobado tras diez años de ensayos clínicos. Por otro lado, Honjo, descubrió la PD-1; una proteína de las células del sistema inmune que impide que los tumores sean atacados; ambas abordajes que sin duda son efectivos contra el cáncer. La combinación de los anticuerpos aumenta la efectividad de la inmunoterapia en los pacientes afectados con melanomas.

La Asamblea otorgará un premio a partes iguales de 9 millones de coronas suecas, es decir, 870.000 euros, y destaca que ambos científicos han ganado porque han establecido un principio completamente nuevo para la terapia oncológica y sus descubrimientos constituyen un hito en la lucha contra el cáncer que tantas vidas se lleva aún. Son ya casi 100 años de investigación en torno al cáncer y a las respuestas que tenemos en torno al sistema inmunológico que es el que da la llave de la recuperación; sin duda, estos científicos han contribuido a dar un paso gigante en el proceso de la lucha contra el cáncer.