26 de dic. 2017.- En México, la producción de café reportó su nivel mínimo desde que se tiene registro. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estima que durante el ciclo 2016-2017 la producción de café en México disminuya a una tasa anual de 8.0 por ciento, mientras que el consumo se incremente 1.5 por ciento con respecto al ciclo previo.

En el Panorama agroalimentario de Café 2016 emitido por los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultural (FIRA), se estima que la producción mundial de café en el ciclo 2016-2017 incremente 1.6 por ciento con respecto a la cosecha del ciclo previo, para ubicarse en 155.7 millones de sacos de 60 kilogramos, es decir, el tercer nivel más alto de la historia.

De acuerdo con estas estimaciones, por primera vez desde 1960 la producción de café en México sería 2.1 por ciento inferior al consumo nacional. Así también, por primera ocasión el volumen de las exportaciones mexicanas de café, en su equivalente en café verde, serían inferiores a las importaciones en 2.7 por ciento, lo que resultaría en un déficit comercial de 50 mil sacos de 60 kilogramos.

De acuerdo con el reporte, los principales factores que explican la disminución de la producción nacional durante la última década son la disminución de la superficie cosechada y la reducción de la productividad de los cafetales, relacionada principalmente con la avanzada edad de las plantaciones, afectaciones climatológicas y por la roya del café, considerada la enfermedad más destructiva del cafeto y la de mayor importancia económica a nivel mundial.

Clelia De la Peña Seaman, especialista en epigenética adscrita a la Unidad de Biotecnología del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), describió que la roya es una enfermedad causada por el hongo fitoparásito Hemileia vastatrix, que ataca y destruye las hojas del cafeto, disminuyendo la capacidad de la planta para producir la energía necesaria para la producción del grano y causando una pérdida prácticamente total de la cosecha.

Ante esta problemática, investigadores del CICY, la Universidad de Guanajuato (UGTO) y la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) desarrollaron el proyecto "Determinación de los cambios epigenéticos asociados con la diferenciación celular en la embriogénesis somática del café (Coffea canephora y Coffea arabica)".

“Una de las metas de este estudio es abrir la posibilidad de optimizar las herramientas biotecnológicas para el cultivo de plantas de importancia económica, por medio de la propagación masiva in vitro, para maximizar su eficiencia y potencial”, indicó la Investigadora Nacional con nivel II (SNI).

Reproducción por embriogénesis somática, un reto en café.
Entre los individuos del reino vegetal existe un proceso natural conocido como embriogénesis somática, que consiste en la formación de un embrión a partir de cualquier tejido, sin la necesidad de la fusión de gametos. Este proceso se estudia en una gran variedad cultivos de importancia agroalimentaria, entre los que destaca el del café.

De acuerdo con Clelia De la Peña, la embriogénesis somática permite que las plantas sean capaces de reproducirse sin pasar por la fusión de las células germinativas. “Es un proceso por el cual una célula vegetativa cambia su programa genético y se convierte en una célula capaz de dar origen a un nuevo organismo”.

En la producción de café se distinguen dos variedades principales: arábiga (Coffea arabica) y robusta (Coffea canephora). A la primera pertenecen la mayoría de variedades comerciales disponibles en México, Colombia, Brasil y Centroamérica, y la segunda distribuye mayoritariamente en África, Asia y algunos países sudamericanos.

A diferencia de Coffea canephora, Coffea arabica ha presentado un enorme reto al momento de multiplicarla in vitro. “Es interesante observar que en especies del mismo género (Coffea), la respuesta embriogénica in vitro sea totalmente diferente. Por ejemplo, Coffea arabica produce una cantidad muy pequeña de embriones somáticos en comparación con el número de embriones que se obtienen en la especie Coffea canephora".

Por lo que actualmente, investigadores del CICY trabajan en el escalamiento de la técnica de la embriogénesis somática con el fin de poder emplearla de forma industrial.

"Todos los estudios que estan realizando con estas dos especies versan sobre la posibilidad de producir, en forma comercial, variedades mejoradas de ambas especies. Estos estudios abarcan desde aspectos muy básicos de la diferenciación celular, hasta el escalamiento comercial del proceso de la embriogénesis somática".

En el proyecto colaboran también el doctor Kazimierz Wrobel de la Universidad de Guanajuato y los doctores Rafael Rojas Herrera y Geovanny Nic Can de la Universidad Autónoma de Yucatán

Con información de la Agencia Informativa Conacyt.