Ciudad de México. 18 de enero de 2018 De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), solo 5.2 por ciento de la población ocupada gana más de cinco salarios mínimos al día.

La encuesta detalla que el rango de salarios mínimos al día dominante es de uno a dos, ingreso que corresponde a 27.5 por ciento de la población ocupada; le sigue el rango que va de dos y tres salarios mínimos al día con 21.6 por ciento de la población ocupada; y en tercer lugar, el rango que corresponde a un salario mínimo al día con 14.4 por ciento de la población ocupada.

Entretanto, el estudio Panorama de la Educación 2017 de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) explica que tan solo 17 por ciento de las personas entre 25 y 64 años logra estudios universitarios y la cifra decae considerablemente cuando se eleva el grado educativo, toda vez que solo uno por ciento de los mexicanos en ese rango de edad cuenta con estudios de maestría y menos de uno por ciento cursa un doctorado.

En ese contexto, hasta hace un tiempo se pensaba que si se elevaba el nivel educativo de la población, se tendría acceso a mejores niveles salariales; no obstante, un estudio de la Universidad Iberoamericana, en colaboración con Konrad-Adenauer-Stiftung, reveló que contrario a lo que se creía, el acceso a niveles más altos de educación, es decir, contar con maestrías y doctorados no ha incrementado el ingreso de los trabajadores.

(Agencia Informativa Conacyt)