Ciudad de México, a 29 oct. 2018.- El próximo gobierno llevará a cabo la construcción de un sistema aeroportuario que contempla dos pistas en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, la rehabilitación del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México y la reactivación del Aeropuerto Internacional de Toluca, anunció el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Esta determinación deriva de los resultados de la Consulta Nacional, la cual dijo, fue un ejercicio para crear el hábito democrático en la ciudadanía y participen en las decisiones importantes del país.

“La decisión es obedecer el mandato de los ciudadanos (…) La decisión que tomaron es racional, democrática y eficaz. De esta manera vamos a resolver en poco tiempo la saturación del Aeropuerto de la Ciudad de México”, afirmó López Obrador.

Esta red aeroportuaria se estrenará en un periodo de tres años, permitirá la movilidad de entre 60 y 70 millones de pasajeros al año, y representará un ahorro de hasta cien mil millones de pesos.

El presidente electo reiteró que están a salvo los compromisos con empresarios e inversionistas participantes de la obra que actualmente se construye en Texcoco y que existe un fideicomiso que respalda los contratos celebrados.

Adelantó que en breve el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, dialogará con los representantes de estos sectores.

“Existe nuestra palabra, el aval, nuestra autoridad moral y política de atender cualquier reclamación de empresas o inversionistas. Esta decisión se toma por respeto absoluto al Estado de derecho sin afectar intereses de las expresas y los financieros”, remarcó.

Reafirmó que desde el punto de vista técnico es viable la construcción del nuevo aeropuerto en Santa Lucía y destacó que la cancelación de la obra en Texcoco representa un triunfo en materia ambiental ya que se conservará y rehabilitará el Lago Nabor Carrillo.