Notables

18 ago. 2015.-Transcurría el mes de enero del año 1989, cuando un joven Licenciado en derecho de 33 años, llamado Alfredo Báez Vega, llegaba a Huatulco designado cómo Notario del distrito judicial de San Pedro Pochutla Oaxaca, por el entonces gobernador del estado Heladio Ramírez López.

Llegaba con su esposa Ana Gladis Martínez Martínez, y un pequeñín de nombre Alfredo Alejandro Báez Martínez, unos años más tarde la familia creció y nació Andrés Arturo Báez Martínez.

(foto: Abdías Calles)

Y así fue que la primera Notaría de número 54, abrió sus puertas en las oficinas ubicadas en el conjunto llamado Beta Centauro del desarrollo turístico de las Bahías de Huatulco, Oaxaca.

Junto de la mano de Fonatur empezaron a trabajar, a escriturar, y a asesorar a todas aquellas personas que apostaban cómo el, y creían en el nuevo desarrollo turístico, y compraban terrenos en un lugar tan bello cómo Huatulco, un lugar al que muchos llamamos “Él paraíso terrenal”

El Licenciado Báez un hombre de gran inteligencia, con un gran corazón, un hombre honesto, recto, cordial, carismático y sencillo, poco a poco se fue dando a conocer en aquel pequeño lugar, siendo amigo de taxistas, lancheros, boleros, hoteleros, restauranteros y de grandes personajes.

Un hombre que podía entretenerte toda una tarde con aquellas grandes historias que tenía para contar, un hombre de una ternura infinita, siempre ayudando a todos aquellos que más lo necesitaban.

La notaría 54, o Notaría Báez realizo su primera escritura el 14 de abril del año 1989, y con una profunda tristeza hoy esa Notaría y ese gran hombre llamado Alfredo Báez Vega, terminan un ciclo de casi 26 años, con la escritura número 15627.

 

(Foto:Martha Oviedo)

El viernes 14 de agosto, nuestro gran amigo dejó de existir, y con él se lleva los recuerdos, las anécdotas, y toda una vida para la población de Bahías de Huatulco, que hoy a cargo de su inseparable colaboradora, pero también amiga, la Licenciada Julieta Villegas Flores, cierra las puertas y con ellas toda una vida de trabajo duro y honesto.